sábado, 24 de abril de 2010

La más bonita historia de amor..

Él, tan frío y pasota. Ella, tan atrevida, tan fugaz, tan enamorada. Él, cansado de una vida tan monótona, tan aburrida. Ella, deseando vivir aún más una vida ya demasiado movidita. Él, sin nada en que fijarse, sin nadie que le llene el ventrículo izquierdo, sin nada que le saque esa sonrisa que tanto necesita. Ella, que solo vive para él.
Lentamente, ese día todo cambio, la señorita más dulce y más cariñosa del Mundo, enamorada del tío más aburrido, soso y amargado de toda la ciudad. Rápidamente todo cambió en la vida de ella. Se llevaban bien, simples vecinos..-¡Quien le iba a decir a ese hombre amargado que la señorita más dulce del Mundo se había enamorado de él!- Pero se enteró, aunque la señorita aún intenta saber como sucedió, se enteró.
Cada día la vida del señor seguía su curso hasta ese día, el mejor día de su vida, el día en que descubrió tal noticia, el loco amor de la princesa de la ciudad hacia él.
El señor que tantas y tantas críticas recibía del vecindario por soso, por no hablar con nadie, por antipático, por mala persona, el chico que tenía enamorada a la más bella princesa del Mundo, estaba llamando a la puerta de ésta, pero nadie contestaba.
El hombre fue al día siguiente, y al siguiente, y al otro también! Pero ahí no quedaba nadie, -¿Que había sido de la bella princesa?-. Nadie lo supo hasta que, meses más tarde, él recibió una carta, una carta de la que nadie supo nunca absolutamente nada, solamente ellos dos, locos enamorados.

domingo, 11 de abril de 2010

Solo por un beso~

Apretó sus labios fuerte sobre los de la bella princesa, la cuál no podía ser más perfecta. Rápido se dieron cuenta de que aquel no era un beso normal, aquel beso portaba toda la magia, toda la pasión que reunían todos los anteriores. Ella le tomó la mano,y, con un simple adios se despidió, pero ambos sabían que ese día, ese momento, ese segundo...había cambiado sus vidas por completo.

viernes, 2 de abril de 2010

Linea por linea, calle por calle.

Golpéame con todo lo que tengas, lo más fuerte que puedas, por aquí estamos acostumbrados a los problemas, es más, si pasa un dia sin un cabrón que te marea
es como entrar en hacienda y que te sonrian...¡te mosquea!