viernes, 18 de diciembre de 2009

Ella hablaba de felicidad

Llegaron las 17:00 y yo me dispuse a tocar con mi guitarra la cancion de siempre, la que siempre me recordaba a ella. Parecía un día normal, sin mucho que contar, mientras tocaba la canción, recordaba esas manías de la pequeña Lucia. Todo el Mundo puede morderse las uñas, tocarse el pelo y sonreir, pero no de la forma en que ella lo hacía, ella lo hacía acompañandolo siempre juntando acertadamente una serie de palabras que me hacían enloquecer. Hoy, como cada tarde, me he puesto a tocar de nuevo esa canción, que durante cinco días, preso, seguramente de mis miedos, no he podido tocar.
Un consejo, Jamás dejéis de guiaros por vuestros sentimientos, ellos siempre tienen la razón.

Posdata: Te quiero

No hay comentarios:

Publicar un comentario