viernes, 27 de noviembre de 2009

...Son los más queridos.

Y llega ese momento en el que te lo hace saber, ese momento en que todo tu corazón se rompe en los pedacitos más pequeños en que se pueda romper, la vida, las horas, los ratos que pasaste con ella, se van a la mierda. Jode, verdad? Ella usaba una película muy famosa nueva en el cine para explicar nuestra historia, y no os inmaginais como acaba la historia, ¿Os la cuento? Si, os la cuento, pues bien, como todos los que me leeis sabéis, me encanta usar nombres falsos, así que lo haré.
Antes de nada os presento a Bella. Bella es...rara, es muy rara, de hecho poca gente la entiende. Bella es inteligente, es muy poco seria, a pesar de que la hace gracia todo, es algo extrovertida, y tambien hace honores a su nombre, es BELLA.
Evidentemente, a mi mismo no me voy a presentar, ya quien me lee me conoce, os adelantaré que Bella tiene a mi corazón atado y bien atado. Ah! y por cierto, me haré llamar...Jacob.
Y luego está él. Yo...yo no sé quien es el, de hecho creo que ni ella lo sabe, pero la cosa es que ahí está, y se hará llamar Edward.
Bella duda, duda bastante, Edward está bien, es mono, tiene buen cuerpo, y es simpatiquillo, si, ella piensa que Edward es su chico, pero...y Jacob? Jacob es quien la ama, quien la trata como a la princesa que se merece ser, quien la intenta sacar esa sonrisa tan preciosa que tiene, y en realidad, quien la hace sentir.

Pero la cabeza de Bella...no la quiere decir lo mismo que el corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario